30 de abril de 2011

Proyecto de abril: Género infantil

Hola, pues les cuento que mientras investigaba sobre el genero infantil me encontré con un portal muy interesante que mostraba la importancia de la educación en los niños mediante la literatura, y me pareció muy cierto ya que mi madre solía leerme cuentos y aún en día los recuerdo, en especial por la forma dinámica en que los contaba.
Por esta razón decidí escribir un cuento un tanto educativo. Por que los niños son muy inteligentes pero muchas veces las personas creen que ellos no comprenden cuando en realidad logran captar su realidad de diferentes maneras; muchas veces lo que aprendemos, de una u otra forma, en nuestra niñez es lo que influye en nuestra personalidad futura, nuestras formas de comportarnos, de pensar, etc... desde algún capricho hasta un trauma en la niñez todo esto, consideró, que nos marca como persona. Por lo que desde pequeños es muy importante que no sólo se les de a los niños un habito de lectura, sino una formación de valores y una visión de la realidad de nuestro mundo que ellos puedan comprender.


Los niños solitarios

Érase una vez en el espacio exterior, una pequeña y curiosa estrella. Su madre la amaba y cuidaba con fervor todo el tiempo, y un día la estrellita preguntó:

—¿Cuál es el nombre de ese planeta lejano?

—es el planeta Tierra, mi amor.

—¡que colores más extraños! Quiero conocerlo, mami.

—¡ni lo digas! es peligroso que vayas ahí... ese mundo es muy hermoso y existen cosas maravillosas en él; por desgracia también existen muchas terribles y dolorosas cosas... eres una pequeñita no lo comprenderías.

La estrellita no respondió a su madre pero se sintió muy herida al escuchar cómo está la consideraba sólo una pequeñita ignorante. Así que la menuda estrellita planeó un escape y cuando su preocupada madre notó su ausencia ya era demasiado tarde:

—¡Adiós, mami! prometo regresar pronto.

Y así fue como nuestra estrellita llegó a la Tierra: —¡Que hermoso lugar! no entiendo como mami, no me permitía venir acá.

Cuando estrellita se decidía por ver más, descubrió la risa de los niños.

—¡Que hermoso sonido! ¡Me hace cosquillas! Así que esos son los pequeños humanos, al igual que yo son traviesos y están descubriendo nuevas cosas.

La estrellita sabía que no podía bajar a la Tierra a jugar, pero se conformaba con ver desde lejos toda aquella diversión. Pero justo en ese momento, sucedió un acontecimiento de lo más extraño: dentro de la Tierra se mostraba un mundo invisible para los ojos humanos pero que estrellita pudo observar.

Ella en un comienzo se asustó mucho pero luego vio a alguien dentro de este mundo: ¡era un niño! al igual que los otros que reían y jugaban, solo que este estaba triste y solo. Dentro de este mundo los recuerdos del niño se proyectaban como una película en una pantalla gigante. Entre las escenas se veía como los otros niños felices le molestaban mucho, se burlaban de él por ser diferente y lo trataban muy mal. Estrellita lloró y una de sus lágrimas se derramó en la línea que dividía estos dos mundos y al instante una pequeña brecha se abrió. Por esta brecha entró una niña muy feliz y se dirigió hacia el niño:

—¡Juguemos juntos! no es bueno que estés aquí solo. Seamos buenos amigos. Mi nombre es Violeta ¿cuál es el tuyo?

—Me llamó Fernando, ¿Porque quieres ser mi amiga? yo... estoy bien aquí...

—¿y porque no habría de quererlo? Quiero conocerte Fernando, me agradas. Estoy seguro que a mis amigos también les agradaras.

La estrellita se sorprendió por todo aquello y vio como luego de un rato ambos niños salían del mundo invisible tomados de las manos, para luego ir a jugar con otros niños. Las risas de Fernando le hicieron muchas cosquillas.

Entonces estrellita decidió seguir paseando por este mundo y descubrió a Sofía, una niña que tenía muchas heridas en su cuerpo pero aún más en su corazón; conoció a Luis, un chico solitario sin padres; también vio a Rosa, una niña que siempre veía a sus padres gritándose y por ultimo a Joaquín, un niñito que trabajaba contra su voluntad.

La pequeña estrella decidió dar sus destellos más poderosos y muchas brechas gigantes surgieron entre los mundos. Gracias a ello una amable mujer sanó las heridas de Sofía y prometió protegerla de ahora en adelante; dos adultos que buscaban un hijo encontraron a Luis. Los padres de Magdalena notaron su sufrimiento y dejaron de discutir de esa forma. Y Joaquín no trabajo más, en su lugar comenzó a estudiar gracias al apoyo de adultos bondadosos. Estrellita decidió volver a su hogar:

—Hija, estuve muy preocupada por ti ¡pero mira que grande estas!

—mami, decidí crecer para ayudar a esos niños. Tenías razón la Tierra es muy hermosa pero existen cosas tristes y dolorosas en ella, pero la solución no es taparse los ojos para no verlas.

—Tienes razón. Tu le has puesto fin al dolor de muchos niños y en su lugar reína la alegría.

Y así es como estrellita sigue hasta nuestros días, intentando desaparecer todas esas barreras que dividen estos mundos. Pero ella no puede hacerlo sola, necesita mucha ayuda no sólo de estrellas sino de todas las personas que habitan el mundo visible. Porque ella quiere ver sonreír a todos los niños del planeta y que entre ellos no existan diferencias. También estrellita desea que los adultos vean la realidad de estos pequeños y no la ignoren. Que si existen adultos que hacen callar las risas de los pequeños sean detenidos inmediatamente. Porque ella sabe que la Tierra es muy hermosa y sus pequeños habitantes merecen disfrutarla.


FIN.

12 comentarios:

  1. Ey mi protagonista es al revés que el tuyo, el mío lo que quiere es ir a las estrellas jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, me ha emocionado y gustado mucho. Te felicito por la forma en que retratas ese mundo invisible en el que viven muchos niños de nuestro planeta. Realmente debemos intentar solucionarlo y no girarle la cara.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. qué lindo, una pena que no haya estrellitas como esa en el mundo real... pero cada uno puede ser una estrellita a su manera y lo has expresado muy bien

    ResponderEliminar
  4. Que bonito, ojala y existieran mas de esas estrellitas. :) me ha encantado .

    ResponderEliminar
  5. Por poco y lloro. Que ternura... y claro lo hace sentir a uno un poco... bueno, poco. Habrá que crecer para ser útil. Muy bonito.

    ResponderEliminar
  6. ¡Pero qué lindo te ha quedado! Es verdaderamente hermoso cómo es que narras parte de la realidad de esta manera tan bella.

    Me ha encantado mucho. Sigamos el ejemplo de la estrellita.

    ResponderEliminar
  7. Me encantó el mensaje que transmites y creo que has logrado un cuento precioso, comprensible y emotivo.

    Felicidades!!

    Pd: también di con esa página, es muy interesante :-)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Es un cuento muy bonito que resalta los valores humanos. Me encantó.

    ResponderEliminar
  9. Un cuento muy bonito, le hace pensar a una que no todo en este mundo es infelicidad (o, al menos, que hay problemas que pueden ser solucionados).

    Me gusta la moraleja de evitar la indiferencia ante los problemas ajenos.

    ResponderEliminar
  10. Es hermoso:D

    Realmente bello y delicado.
    Pena no pude participar este mes, pero me alegra leer tan bellos relatos:D

    kisses...

    ResponderEliminar
  11. Es muy bonito el relato. Me gusta la forma que tienes de narrar, y como has separado en dos mundos, porque es cierto, a veces hay gente sufriendo a nuestro lado y no somos capaces de verlo. Muy precioso. Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Es inevitable que nuestra hermosa protagonista representa uno de los valores que no ha dejado de brillar:

    La esperanza.

    ¿Cuánta gente desearía sonreír una vez al menos?, eso lo explicaste con tu bello cuento dirigido a los niños.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar